Archivo de la etiqueta: sociedad civil

Del 4 al 6 de diciembre del 2012, Bali, Indonesia Solicitud de aplicaciones

Los jóvenes en el centro de los derechos y el desarrollo

Cuarenta y tres por ciento de la población mundial tiene menos de 25 años. El número de jóvenes está aumentando con mayor celeridad en aquellas partes del mundo que se caracterizan por un menor crecimiento económico. ¿Qué impacto tiene esta realidad en la educación, las familias, el empleo, la salud y la sostenibilidad? ¿Cómo pueden la sociedad civil y las agencias internacionales trabajar juntas para construir un movimiento que ponga los intereses de los jóvenes en el centro del debate político y consiga resultados sostenibles a nivel nacional y mundial?

El Foro Mundial de la Juventud de la “CIPD después del 2014” aspira a hallar una respuesta a dichas preguntas y representa el punto álgido de los esfuerzos de diferentes agencias de las Naciones Unidas, de jóvenes y de la sociedad civil con objeto de llevar las aspiraciones participativas de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) de 1994 a una red sostenible de jóvenes defensores. Específicamente, el Foro trata de abordar las cuestiones y prioridades emergentes para los jóvenes a nivel mundial, y de asegurar que estos asuntos sean fundamentales para los resultados del proceso de examen de la CIPD. El Foro Mundial de la Juventud esta organizado en asociación con los jóvenes defensores y congregará a todas las partes interesadas para hacer recomendaciones que influirán en la agenda mundial de desarrollo para los próximos 20 años. Esperamos contar con la presencia de un grupo de jóvenes diverso en el Foro Mundial de la Juventud y invitamos con especial énfasis a las personas menores de 24 años a aplicar.

Más info: https://www.vozjoven.net/noticias/344-mantener-a-los-jovenes-en-el-corazon-del-desarrollo/
Aplicaciones: http://www.un-ngls.org/gyf/es/

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Diplomado Virtual en Estudios de Paz

La Facultad de Estudios Sociales del Politécnico Grancolombiano y el CINEP/ Programa por la Paz invitan a participar en el Diplomado Virtual sobre Estudios de Paz: Conflicto, Participación Política y Construcción de Paz en Colombia que iniciará el próximo 14 de agosto. ¡Cupos limitados!

La construcción de la paz suele ser pensada como el conjunto de iniciativas que desde la sociedad civil o desde el Estado buscan orientar los conflictos hacia su transformación no violenta; para otros, esta construcción consiste en un proceso de pacificación que es el resultado de ganar una guerra.

En muchos sentidos, estas dos concepciones carecen de una comprensión compleja del proceso de construcción de  paz, el cual se termina reduciendo por un lado, a la labor de las organizaciones sociales y los diálogos de negociación entre el Estado y los actores armados; y por otro sobre el fundamento de la paz negativa de derrota de un adversario.

El equipo de Iniciativas de Paz del CINEP/PPP ha centrado sus esfuerzos por un lado, en un proceso de sistematización, análisis e investigación de la movilización social por la paz y de otro en iniciativas pedagógicas que socializan y retroalimentan las reflexiones y aprendizajes con otros actores sociales y la comunidad en general, como lo son los espacios de formación y de diálogo de saberes.

Perfil del aspirante

El Diplomado está dirigido a actores gubernamentales, no-gubernamentales, funcionarios de embajadas, estudiantes y empleados de las obras de la Compañía de Jesús, iglesia, y todos los demás interesados en Estudios de Paz, conflicto, participación política y construcción de paz, para que aumenten su conocimiento y  sus aptitudes  a la hora de enfrentar estos  temas.

Objetivo general

Acercar a los participantes a una visión más compleja de la relación entre conflicto, desarrollo, proceso político y construcción de paz en Colombia, teniendo en cuenta las diferencias regionales y su relación con el contexto nacional y global.

Plan de estudios y docentes

**El Politécnico Grancolombiano se reserva el derecho de realizar cambios en los docentes, garantizando el logro de los objetivos del programa.

Requisitos de la certificación
Programa como opción de grado:

• El Politécnico Grancolombiano otorga el certificado a los estudiantes que cumplan con el 80% de asistencia y una nota mínima de 3.00/5.00.
• Para estudiantes externos con interés en homologación se requiere el 80% de asistencia y una nota mínima de 3.00/5.00.
• Para estudiantes externos no interesados en homologación se certifica con el 80% de asistencia.

Homologación

Los estudiantes de derecho que hayan culminado sus materias y aprueben las actividades del Diplomado, elaborando un ensayo sobre la materia, homologarán el examen preparatorio en el área de derecho público que deben presentar como parte de los requisitos que se deben cumplir para recibir el título de abogado.

Información general

Valor de la inversión
Estudiantes externos $1.200.000
Estudiantes de Politécnico y egresados Estudiantes de Politécnico y egresados $1.080.000(10% de descuento incluido)

Formas de pago: Información DAFE
Fecha de inscripciones y matriculas: 9 de julio al 13 de agosto de 2012
Fecha de inicio clases: 14 de agosto de 2012.
Fecha de terminación: 9 de noviembre de 2012.
Lugar: Virtual

Nombre del Programa: Diplomado en estudios de paz: conflicto, participación política y construcción de paz en Colombia.
Título que otorga: Diplomado
Facultad: Ciencias Sociales
Modalidad: Virtual
Duración: 120 horas

Información de contacto

• Facultad de Ciencia Política, Politécnico Grancolombiano.
• Contact Center: 744 07 40 Bogotá. Línea nacional de servicio 018000 18779.
• Horario de atención: lunes a viernes de 8:00 am a 7:00 pm
• Inscripciones, matriculas y entrega de recibos de pago: CAE, Departamento de apoyo al estudiante Calle 57 No. 3-00 Este, Bloque C, 2º piso.

Deja un comentario

Archivado bajo Formación, Noticias

Foro Nacional por Colombia ante el hundimiento de la reforma a la justicia

A lo largo del trámite de la reforma a la justicia, diversas organizaciones de la sociedad civil alertaron sobre los inconvenientes de varios artículos incluidos en esa iniciativa legislativa y de la forma como se fue tramitando y concertando. De hecho el punto de partida no podía ser peor: una reforma constitucional en el 2011 que habilitó a congresistas con problemas con la justicia para hacer modificaciones a la Carta y poder así votar sobre temas que los podían favorecer.

A partir de allí nada podía ir bien, como efectivamente sucedió. Aunque dicho Acto Legislativo se encuentra demandado, en el transcurso del trámite a la reforma otros actores también fueron sumando privilegios: mientras magistrados de las altas cortes negociaron aumentos en sus periodos y en su edad de jubilación, el gobierno logró el afianzamiento de mayorías en el Congreso y el favor de las Cortes, abriendo paso a su posible relección.

En medio de todo este festín de privilegios, la Constitución Política, la democracia colombiana y el ciudadano común y corriente, salieron mal librados. Pocos son los beneficios y los temas que pueden salvarse y muchos los acuerdos que tendrían un efecto nefasto para el país, tal y como lo han señalado ex-constituyentes, organizaciones, medios de comunicación, estudiosos y ciudadanos en general (ver por ejemplo http://www.razonpublica.com/index.php/politica-y-gobierno-temas-27/3055-reforma-a-la-justicia-indignados-y-movilizados.html). “Impunidad”, “vergüenza”, “horror”, son expresiones que ha generado el articulado de la reforma.

En medio de la pasividad de la mayoría de la sociedad,unos pocos sectores de la sociedad civil y de la oposición política, siguieron levantando la voz de protesta. Hasta el pasado jueves, cogidos “con las manos en la masa”, las posibilidades del engendro de los diferentes poderes fueron demasiado evidentes y llevaron a otros actores a pronunciarse. El grotesco gesto de la conciliación fue, sin embargo, un paso adelante en un proceso de favorecimientos que ya se había desatado.

Asistimos ahora a una cadena de excusas y de evasivas y a la búsqueda- a como dé lugar- por parte de los encargados de tomar las decisiones sobre el tema, de una salida para evitar la aplicación de la reforma. Si bien coincidimos en que ésta sería completamente nociva, el hundimiento, adoptado por el ejecutivo y el Congreso, solo puede verse como una reacción a la movilización y la protesta de la sociedad civil.

Aunque esta medida se ofrece como una tabla de salvación con la que todos aparecen satisfechos, Foro Nacional por Colombia considera que ahora más que nunca es necesario seguir apoyando el referendo y a sus promotores, como un mecanismo a través del cual la clase política y otros actores involucrados en el acuerdo sientan que existe vigilancia y seguimiento sobre sus actos. De igual manera, el hecho de que sobre el hundimiento se esté presentando un manto de dudas jurídicas, implica que se debe seguir en alerta hasta tanto no se tenga certeza de que ninguna de las medidas incluidas en esta reforma entra a regir en el futuro.

De ninguna manera consideramos viable la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Esta es más bien la alternativa de quienes quieren “pescar en río revuelto”. Abrir esta puerta puede dar píe a nuevos intentos de desmonte de la Constitución de 1991 y de conseguir por esta vía lo que no se logró con el referendo releccionista que se impulso en el anterior gobierno.

Aunque más lenta, nuestra apuesta es nuevamente por fortalecer la institucionalidad democrática. Este ejercicio de movilización social y ciudadana debe terminar con el establecimiento de una serie de sanciones morales y penales a los congresistas y funcionarios del Congreso implicados. Las investigaciones sobre los vínculos de políticos con actores ilegales deben continuar. La justicia se debe depurar y fortalecer. El establecimiento de una Mesa por la Reforma a la Justicia, con representación de diversos sectores de la sociedad civil y el sistema judicial puede ser una opción a considerar. Desde allí la sociedad organizada podría presionar la reforma que realmente necesita el país, la cual debe cerrarse, de entrada, a todos los intentos de contrarreforma política y de impunidad que permanecen agazapados desde diversos sectores del Congreso.

Adicionalmente temas como la relección y el restablecimiento del equilibrio de poderes deberían estar en la agenda del país, así como la apuesta por el fortalecimiento de la ciudadanía, única posibilidad para crear contrapoder y arrebatarle a la clase corrupta lo que por apatía y desencanto el pueblo soberano ha venido perdiendo.

Autor: Clara Rocio Rodríguez

Correo electrónico: crodriguez@foro.org.co

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Declaración Final Cumbre de los Pueblos en Río + 20

El documento final de la Cumbre de los Pueblos sintetiza los principales ejes discutidos durante las plenarias y asambleas, y expresa también las intensas movilizaciones ocurridas durante ese período –del 15 al 22 de junio–, las cuales señalan las convergencias en torno de las causas estructurales y las falsas soluciones, de las soluciones de los pueblos frente a las crisis, así como los principales ejes de lucha para el próximo período.

Las síntesis aprobadas en las plenarias integran y complementan este documento político para que los pueblos, movimientos y organizaciones puedan continuar convergiendo y profundizando sus luchas y la construcción de alternativas en sus territorios, regiones y países en todos los rincones del mundo.

DECLARACIÓN FINAL

Cumbre de los Pueblos en la Río+20 por Justicia Social y Ambiental

En defensa de los bienes comunes, contra la mercantilización de la vida

Movimientos sociales y populares, sindicatos, pueblos, organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas de todo el mundo presentes en la Cumbre de los Pueblos en la Río+20 por Justicia Social y Ambiental, vivenciaron en los campamentos, en las movilizaciones masivas, en los debates, la construcción de convergencias y alternativas, conscientes de que somos sujetos de otra relación entre humanos y humanas y entre la humanidad y la naturaleza, asumiendo el desafío urgente de frenar la nueva fase de recomposición del capitalismo y de construir, a través de nuestras luchas, nuevos paradigmas de sociedad.

La Cumbre de los Pueblos es el momento simbólico de un nuevo ciclo en la trayectoria de luchas globales, que produce nuevas convergencias entre movimientos de mujeres, indígenas, negros, juventudes, agricultores/as familiares y campesinos, trabajadores/as, pueblos y comunidades tradicionales, quilombolas, luchadores por el derecho a la ciudad, y religiones de todo el mundo. Las asambleas, movilizaciones y la gran Marcha de los Pueblos fueron los momentos de expresión máxima de estas convergencias.

Las instituciones financieras multilaterales, las coaliciones al servicio del sistema financiero, como el G8/G20, la captura corporativa de la ONU y la mayoría de los gobiernos demostraron irresponsabilidad para con el futuro de la humanidad y del planeta y promovieron los intereses de las corporaciones en la conferencia oficial. En contraste con esto, la vitalidad y la fuerza de las movilizaciones y de los debates en la Cumbre de los Pueblos fortalecieron nuestra convicción de que sólo el pueblo organizado y movilizado puede liberar al mundo del control de las corporaciones y del capital financiero.

Hace veinte años el Forum Global, también realizado en el Aterro do Flamengo, denunció los riesgos que corrían la humanidad y la naturaleza con la privatización y el neoliberalismo. Hoy afirmamos que, además de confirmar nuestro análisis, ocurrieron retrocesos significativos en relación con los derechos humanos ya reconocidos. La Río+20 repite el fallido itinerario de falsas soluciones defendidas por los mismos actores que provocaron la crisis global. A medida que esa crisis se profundiza, más avanzan las corporaciones contra los derechos de los pueblos, la democracia y la naturaleza, secuestrando los bienes comunes de la humanidad para salvar al sistema económico-financiero.

Las múltiples voces y fuerzas que convergen en torno de la Cumbre de los Pueblos denuncian la verdadera causa estructural de la crisis global: el sistema capitalista patriarcal, racista y homofóbico.

Las corporaciones transnacionales continúan cometiendo delitos con la sistemática violación de los derechos de los pueblos y de la naturaleza con total impunidad. De la misma forma, avanzan sus intereses a través de la militarización, de la criminalización de los modos de vida de los pueblos y de los movimientos sociales promoviendo la desterritorialización en el campo y en la ciudad.

De la misma manera, denunciamos la deuda ambiental histórica que afecta mayormente a los pueblos oprimidos del mundo, y que debe ser asumida por los países altamente industrializados, los cuales, al fin y al cabo, fueron los que provocaron las múltiples crisis que vivimos en la actualidad.

El capitalismo también lleva a la pérdida del control social, democrático y comunitario sobre los recursos naturales y servicios estratégicos, que continúan siendo privatizados, convirtiendo derechos en mercaderías y limitando el acceso de los pueblos a los bienes y servicios necesarios para la supervivencia.

La llamada “economía verde” es una de las expresiones de la actual fase financiera del capitalismo que también utiliza viejos y nuevos mecanismos, tales como la profundización del endeudamiento público-privado, el estímulo excesivo al consumo, la apropiación y concentración de las nuevas tecnologías, los mercados de carbono y la biodiversidad, la apropiación ilegal y la extranjerización de tierras y las asociaciones público-privadas, entre otros.

Las alternativas están en nuestros pueblos, nuestra historia, nuestras costumbres, conocimientos, prácticas y sistemas productivos, que debemos mantener, revalorizar y ganar en escala como proyecto contrahegemónico y transformador.

La defensa de los espacios públicos en las ciudades, con gestión democrática y participación popular, la economía cooperativa y solidaria, la soberanía alimentaria, un nuevo paradigma de producción, distribución y consumo, el cambio de la matriz energética, son ejemplos de alternativas reales frente al actual sistema agro-urbano-industrial.

La defensa de los bienes comunes pasa por la garantía de una serie de derechos humanos y de la naturaleza, por la solidaridad y respeto a las cosmovisiones y creencias de los diferentes pueblos, como, por ejemplo, la defensa del “Buen Vivir” como forma de existir en armonía con la naturaleza, lo que presupone una transición justa, a ser construida con los/las trabajadores/as y los pueblos.

Exigimos una transición justa que supone la ampliación del concepto de trabajo, el reconocimiento del trabajo de las mujeres y un equilibrio entre la producción y reproducción, para que ésta no sea una atribución exclusiva de las mujeres. Esta transición pasa además por la libertad de organización y el derecho a la contratación colectiva, así como por el establecimiento de una amplia red de seguridad y protección social, entendida como un derecho humano, así como de políticas públicas que garanticen formas de trabajo decentes.

Afirmamos el feminismo como instrumento de la construcción de la igualdad, la autonomía de las mujeres sobre sus cuerpos y sexualidad y el derecho a una vida libre de violencia. De la misma forma reafirmamos la urgencia de la distribución de la riqueza y del ingreso, del combate al racismo y al etnocidio, de la garantía del derecho a la tierra y al territorio, del derecho a la ciudad, al medio ambiente y al agua, a la educación, la cultura, la libertad de expresión y la democratización de los medios de comunicación.

El fortalecimiento de diversas economías locales y de los derechos territoriales garantiza la construcción comunitaria de economías más vibrantes. Estas economías locales proporcionan medios de vida sustentables locales, la solidaridad comunitaria, componentes vitales de la resiliencia de los ecosistemas. La diversidad de la naturaleza y su diversidad cultural asociada es fundamento para un nuevo paradigma de sociedad.

Los pueblos quieren determinar para qué y para quiénes se destinan los bienes comunes y energéticos, además de asumir el control popular y democrático de su producción. Un nuevo modelo enérgico que esté basado en energías renovables descentralizadas y que garantice energía a la población y no para las corporaciones.

La transformación social exige convergencias de acciones, articulaciones y agendas a partir de las resistencias y alternativas contrahegemónicas al sistema capitalista que están en curso en todos los rincones del planeta. Los procesos sociales acumulados por las organizaciones y movimientos sociales que convergieron en la Cumbre de los Pueblos indicaron los siguientes ejes de lucha:

·Contra la militarización de los Estados y territorios;

·Contra la criminalización de las organizaciones y movimientos sociales;

·Contra la violencia contra las mujeres;

·Contra la violencia a lésbicas, gays, bisexuales, transexuales y transgéneros;

·Contra las grandes corporaciones;

·Contra la imposición del pago de deudas económicas injustas y por auditorías populares de las mismas;

·Por la garantía del derecho de los pueblos a la tierra y al territorio urbano y rural;

·Por la consulta y consentimiento libre, previo e informado, basado en los principios de la buena fe y del efecto vinculante, según la Convención 169 de la OIT;

·Por la soberanía alimentaria y alimentos saludables, contra agrotóxicos y transgénicos;

·Por la garantía y conquista de derechos;

·Por la solidaridad con los pueblos y países, principalmente los amenazados por golpes militares o institucionales, como está ocurriendo ahora en Paraguay;

·Por la soberanía de los pueblos en el control de los bienes comunes, contra las tentativas de mercantilización;

·Por el cambio de la matriz y el modelo energético vigentes;

·Por la democratización de los medios de comunicación;

·Por el reconocimiento de la deuda histórica social y ecológica;

·Por la construcción del DÍA MUNDIAL DE HUELGA GENERAL.

Volvamos a nuestros territorios, regiones y países estimulados para construir las convergencias necesarias para seguir en lucha, resistiendo y avanzando contra el sistema capitalista y sus viejas y renovadas formas de reproducción.

¡De pié, continuamos en lucha!

Río de Janeiro, 15 al 22 de junio de 2012.

Cumbre de los Pueblos por Justicia Social y ambiental en defensa de los bienes comunes, contra la mercantilización de la vida

Deja un comentario

Archivado bajo Eventos, Noticias

Cumbre de los Pueblos por la Justicia social y ambiental en defensa de los bienes comunes

Entre el 15 y 23 de junio de este año, tendrá lugar en Terrenos de Flamengo, en Río de Janeiro, la Cumbre de los Pueblos sobre Río +20 por la Justicia Social y Ambiental.

Descripción

(Informe del Comité Facilitador de la Sociedad Civil Brasileña para Río+20).

La sociedad civil global, las organizaciones, colectivos y movimientos sociales ocuparán los terrenos para proponer una nueva forma de vida en el planeta, en solidaridad contra la mercantilización de la naturaleza y en defensa de los bienes comunes.

La Cumbre de los Pueblos tendrá lugar en paralelo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Río +20. La reunión oficial marca el vigésimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (Río 92 o Eco 92). En estas dos décadas, la falta de acción para superar la injusticia social ha frustrado las expectativas del medio ambiente y desacreditado a la ONU. La agenda prevista para Río +20, la llamada “economía verde” y las instituciones globales, es considerada por los organizadores de la Cumbre como insatisfactoria para hacer frente a la crisis del planeta, causado por los modelos de producción y consumo capitalista.

Para hacer frente a los desafíos de la crisis sistémica, la Cumbre de los Pueblos no sólo será un gran evento. Se trata de un proceso histórico de acumulación y convergencia de las luchas locales, regionales y mundiales, que tiene como marco político la lucha anticapitalista, clasista y anti-racista, anti-patriarcal y anti-homofóbica.

La Cumbre de los Pueblos quiere, por lo tanto, transformar Río +20, en un momento de oportunidad para hacer frente a los graves problemas que enfrenta la humanidad y demostrar el poder político del pueblo organizado. “Vamos reinventar el mundo” es nuestra vocación y nuestra llamada a la participación de las organizaciones y movimientos sociales en Brasil y el mundo. La convocatoria de la cumbre mundial se llevará a cabo durante el Foro Social Temático el 28 de enero en Porto Alegre (RS). El Foro de este año es, por otra parte, la preparación de la Cumbre.

Programación de la Cumbre

El Comité Facilitador de la Sociedad Civil para Río +20 está preparando el diseño de la Cumbre de los Pueblos y el territorio que ocupará en Flamengo. El objetivo es que el espacio se organice en grupos de discusión auto-organizados, en la Asamblea Permanente de los Pueblos y en un espacio para que los movimientos sociales y organizaciones expongan, practiquen y dialoguen con la sociedad sobre sus experiencias y proyectos. Las acciones de la Cumbre están todos interconectados. Un grupo de trabajo sobre metodología fue creado para detallar la aplicación de ese diseño.

La idea es que la Asamblea Permanente de los Pueblos, el principal foro político de la Cumbre, se organice alrededor de tres ejes y discutir las causas estructurales de la actual crisis de la civilización, sin fragmentarlo en una crisis específica – energía, financiera, alimentaria, del medio ambiente. Por lo tanto, se espera reafirmar los nuevos paradigmas y alternativas construidas por la gente y el punto de la agenda política para el próximo período. El grupo de trabajo sobre la metodología propondrá la mejor forma de organizar este debate y hacer valer los nuevos paradigmas.

Los primeros dos días de actividades de la Cumbre serán de actividades organizadas por los movimientos sociales locales, que están en constante lucha de resistencia a los impactos de los mega proyectos. Desde entonces, se creará un espacio de libre acceso, donde las organizaciones y los movimientos globales de la sociedad civil presentarán experiencias y proyectos que demuestran cómo se puede vivir en la sociedad de manera sostenible y solidaria, a diferencia del paradigma actual. Por lo tanto, el territorio de la Cumbre de los Pueblos se organizará de una manera libre de la presencia de las empresas y sobre la base de la economía solidaria, la agricultura, en las culturas digitales, las poblaciones de indígenas y afrodescendientes. Esta reunión de la sociedad, también contará con lugares de interés cultural que estarán abiertas hasta el día 23, final de la Cumbre.

Metodología de la Cumbre de los Pueblos

La metodología y la programación de la Cumbre de los Pueblos fueron definidas en la ultima reunión del Grupo de Articulación (GA) que reúne organizaciones y movimientos sociales nacionales e internacionales. La Cumbre de los Pueblos tiene una forma organizativa diferenciada y propia a partir de la definición de que la Cumbre no es solo un evento sino que hace parte de un proceso de articulación de luchas y resistencias.

La orientación es que las actividades realizadas en la cumbre de los Pueblos deben convergir para la Asamblea de los Pueblos que tiene como ejes:

1) La denuncia de las causas estructurales y de las nuevas formas de reproducción del capital;

2) Las soluciones y los nuevos paradigmas de los pueblos;

3) Las agendas, campañas y movilizaciones que articularan los procesos de lucha anticapitalista después de Rio+20

Ver toda la información de la cumbre de los Pueblos

Deja un comentario

Archivado bajo Eventos, Noticias